El nacimiento de la Lotería

El nacimiento de la Lotería

loteria

Después de una guerra o una batalla, los vencedores se repartían los botines, entre los que se encontraban grandes extensiones de tierra. Era entonces cuando el soldado se retiraba e iniciaba una vida muy alejada de los fusiles, fincando una propiedad en la que crecerían sus hijos. Cuando el soldado retirado moría, los herederos se repartían esa morada, a la cual se le daba el nombre de “lote”. Dicha palabra proviene del vocablo francés lot, que significa “herencia”, misma que se tomó del término germánico “hlauts” que se usaba para referirse a la “suerte”. Así y con otras influencias lingüísticas, surgió la palabra “lotterie”.

Cuando uno de los hijos heredaba el área con más posibilidades como la casa o la tierra fértil, era común escuchar que se había llevado la “lotería”.

Aunque la palabra surgió muchos siglos después, la historia señala que los romanos usaron algún método de sorteo como entretenimiento para hacerse de más esclavos o bien, otorgarles la libertad. Los juegos de azar han tenido un papel muy importante en la historia, pues hasta los grandes gobernantes han tomado decisiones lanzando una moneda al aire.

Tal ha sido la curiosidad por comprobar la fortuna, que en 1448 se reguló el juego de azar con la creación del Lotto italiano. Sin embargo, no fue hasta 1520 que se convirtió en una actividad legal. Francia fue la pionera y desde entonces, este tipo de sorteos ha sido muy importante en la obtención de recursos para el Estado.

En España, uno de los países con mayor tradición en loterías públicas y privadas, no fue sino hasta el siglo XVIII en que la lotería aparece como una resolución fiscal, quedando oficialmente promulgada a través de un Real Decreto el 30 de septiembre de 1763, convirtiéndose en una de las actividades que más expectación causan no solo en territorio español, sino en el mundo entero. 

Artículos Similares

Sin Comentarios

Deja tu comentario


*